Mensaje de la fundadora Andrea Preciado

encabezado mensaje 1

 

Como todo niño, había muchas cosas que yo no comprendía, una de esas cosas era por qué yo no podía tener una vida “normal”, como la de cualquier menor, por qué mi familia no se comportaba del mismo modo que cualquier familia, por qué yo no podía tener una relación “normal” con mi hermanita: hablar con ella, jugar con ella, ir a la escuela con ella, incluso, pelear con ella. No entendía por qué no hablaba o no era capaz de comer sola, por qué gritaba, lloraba con insistencia y se agredía a sí misma. Por qué no caminaba pese a la insistencia de mis padres que la sostenían y la incitaban a hacerlo. Por qué al paso de los años no lograba que me quisiera, que me diera un abrazo o tan solo me dirigiera una mirada. Lo único que me decían es que mi hermana era Autista, que los doctores que la diagnosticaron explicaban que era algo así como estar “en su mundo” o que permanecería por siempre con una mentalidad similar a la de un bebé de 9 meses.

La profunda tristeza de ver a mi hermana así y la impotencia de no poder hacer nada por ella cuando lloraba desesperada fue creciendo con el paso de los años porque no sabía exactamente qué le dolía o qué le faltaba o simplemente, cómo podía ayudarla. Y ese sentimiento no era solo mío, también fue de mamá y papá y del hermano menor que llegó años más tarde.

Me gustaría decir que en ese periodo de adaptación, lo que acabo de mencionar es lo más feo de la historia, pero no fue así. Luego, cuando salíamos a la calle nos encontrábamos ante el rechazo, la crítica y la burla de la gente que optó por decir que teníamos en casa una niña “loca”. En la escuela la gran mayoría me lo decía y el comentario vivió así hasta la adolescencia y no dudo que muchos lo sigan pensando. Respecto a mis padres, no quiero imaginar todo los comentarios que recibían y el dolor que solo ellos sentían y guardaban en silencio. Lo único que puedo decir de ellos es que también recibieron la visita de personas con “poderes extranormales” que aseguraban que Christian estaba poseída o algo así.

De parte de los familiares el peso no eran tan grande pues de muchos solo recibimos indiferencia y la etiqueta de “Familia rara” porque no convivíamos con ellos como debería ser o como ellos esperaban que fuera.

Por otra parte, los otros entornos: el médico, el educativo, el político… si bien mamá y papá hacían lo posible por buscar todas las alternativas de solución para el reto que se enfrentaba, por nuestro contexto geográfico solo era posible llevar a la niña a terapia una vez por semana a una ciudad a tres horas de distancia del lugar donde vivimos, pues ahí, hasta la fecha,  es un lujo enfermarse, ya que no se cuenta con espacios de atención médica para urgencias o especialidades y por supuesto, mucho menos existía ni existe una alternativa médica o terapéutica para personas con Autismo.

Recuerdo también que ante el intento de incluir a Christian a nuestro mundo y que no se quedara solo en el de ella como lo decían los especialistas de la época, mamá y papá la inscribieron al mismo preescolar donde yo estudiaba, donde algunas maestras jamás comprendieron que mi hermana necesitaba un cuidado especial. Entiendo que no estaban formadas para eso, pero jamás entenderé cómo era posible que ni siquiera por sentido común le dedicaran un poco de atención y cómo eran capaces de impedírmelo a mí también castigándome durante el receso, encerrada en un aula para evitar que yo, su hermana, la cuidara… y es que no era mucho, si no me iban a permitir cuidarla, tan solo pedía que las puertas principales se cerraran para evitar que Christian saliera corriendo. En fin. Creo que todos pueden imaginar en qué terminó todo. Una señora de buen corazón trajo de regreso a la niña que un día, durante el recreo salió de la escuela sin rumbo fijo y minutos más tarde estaba expuesta ante el peligro que representaba el paso de los vehículos en una carretera federal. Eso sin quitar el trago amargo que pasé al no saber cómo yo, con solo 4 años de edad le iba a explicar a mamá cuando fuera a recogernos que mi hermana se había perdido.

Al menos la maestra causante de todo eso me enseñó que contrario a lo que ella era, había otras personas buenas dispuestas a ayudarnos.

Y esto me hace recordar a un político de hace algunos años que anunció para nuestro municipio, la creación de una escuela de educación especial. Todos en casa fuimos felices, ¡por fin Christian tendría una atención profesional! Y bueno, la alegría duró muy poco porque el clamor social decía que eso no era importante.

En esos momentos yo simplemente pensaba: una niña con Autismo (después fueron más) había nacido en el lugar incorrecto.

Afortunadamente hoy estoy convencida de lo contrario y sé que no es posible esperar que las cosas sucedan si tú no comienzas por hacerlo y es de ahí… las cosas buenas y malas que vivimos las que me llevan a crear la Fundación Christian Preciado A. C., inspirada en mi hermana. Como familia, son muchos los retos que hemos tenido que superar pero también mucho el amor puro, sincero, desinteresado que hemos experimentado gracias a ella.

Es mucho lo que hemos aprendido, crecido y superado como equipo. No solo tenemos una integrante en la familia con Autismo, nosotros somos una Familia Autista y eso nos llena de orgullo y nos hace entender que pese a todo Christian está con nosotros más que para darnos una lección de amor. Su presencia aquí debe trascender más allá para mover almas, ayudar ángeles.

Quiero que con base en nuestra experiencia otras familias que ven el Autismo como un problema, comiencen a verlo como la esperanza de un mundo mejor. Quiero que el desconocimiento de los Trastornos del Espectro Autista (TEA) deje de ser una barrera que dañe familias y entorpezca el desarrollo e inclusión de las personas con autismo. Que no haya más maestras, médicos, políticos, personas indolentes ante estos casos.

Estoy convencida que en las personas con Autismo está la clave para lograrlo. Queremos un mundo mejor y para hacerlo debemos comenzar a informar sobre la desinformación que existe acerca del Autismo.

Y por eso hoy estamos aquí.

¡Gracias por formar parte de esta gran comunidad transformadora!

¡Bienvenidos!

 

 

45 thoughts on “Mensaje de la fundadora Andrea Preciado

  1. ANTES QUE NADA FELICIDADES POR TENER LAS AGALLAS PARA DECIR Y HACER LO CORRECTO ERES UN GRAN EJEMPLO PARA MUCHO ME ENCANTA QUE SEAS UNA PERSONA CON PRINCIPIOS VALORES PERO SOBRETODO CON DESICION QUE SE TAREVE A RETAR LOS DESAFIOS DE LA VIDA …MUCHAS FELICIDADES ANDREA

    1. Muchas gracias Lupita.
      Pienso que la vida es de desafíos y es mejor retarlos y enfrentarlos que dejarlos pasar mientras hacen daño.
      Gracias. Eres muy especial.

  2. Antes que nada quiero felicitarte por Lo que estas asiendo to se por Lo que an pasado por que yo no tengo niño con autismo pero Tengo una Linda niña con sindrome de down y se Lo que Es Eso echale muchas ganas y una bes mas felicidades

    1. Tienes la más grande de las bendiciones en casa Héctor. Que ese gran amor de hogar siempre los mantenga felices y unidos.
      Muchas gracias por tu apoyo.

  3. Felicidades Andreita!! No solo por tu éxito profesional, sino por lo que logras transmitir ahora mediante tu mensaje. Existimos tantos que nos identificamos con tu historia y que tristemente no movimos un dedo para hacer algo mejor por los nuestros. Si en algo puedo ayudar a tu Fundación, estoy a tus órdenes.
    Laura Mejía Espinoza.

    1. Muchas gracias Laura.
      Me alegra y me motiva saber que hay personas que logran identificarse. Ese es uno de los objetivos de este proyecto. Ese es el primer paso para lograr grandes transformaciones.
      Te enviamos un fuerte abrazo.

  4. Muchas felicidades Andrea, eres una excelente persona digna de admiración asi como todo un ejemplo a seguir! En este mundo deberían existir mas personas como tu!
    Que Dios te siga fortaleciendo tanto a ti como a tu familia para continuar con este bonito reto, asi como a Christian por ser la inspiración de este bonito proyecto que sin la menor duda será exitoso.
    Mil felicidades de corazón!

  5. Felicitaciones!! Por tan gran obra no conosco a nadie con autismo, pero me parece que merecen respecto y consideración como todo ser humano, y repito muchas felicidades y continúen con su lucha.gracias! De Venezuela.

    1. Un saludo hasta Venezuela. Aunque no conoces físicamente a nadie con Autismo te agradecemos que por leernos. Gracias por formar parte de esta comunidad.

  6. Te felicito! Andrea.

    Solo familias que tienen una experiencia similar podran entender mejor la experiencia de vivir con un niño(a) con Autismo. Es muy triste saber que hubieron personas que hicieron comentarios negativos y otros que no pudieron dar un poco de su paciencia, amor, y entendimiento en una escuela. Como profesional su trabajo era tratar de tener un ambiente saludable y convivir con todos los niños (a) y que no aiga negligencia. Que falta de profesionalismo. Aunque no hubieran tenido los recursos y entrenamientos para trabajar con un niño (a) con necesidades especiales su trabajo era entender y buscar información que le ayudará a mejorar el ambiente en que se encontraban. Es muy triste leer sobre personas tan negativas que inventaron comentarios tan desagradables. Pero como dicen, “Pueblo chico, infierno grande”. Mejor ignorar su propia ignorancia. Que las personas negativas son las que necesitan mas ayuda profesional (mentalmente).
    Te felicito otra vez porqué con esta fundación vas a lograr que muchas personas y familiares aprendan a entender mejor el significado de “TEA”- Trastornos de un Espectro.

    Te felicito tambien por tu fortaleza y paciencia. Igual a mis tios.

    Los quiero!

  7. Amiga ,compañera y hermana me llena de orgullo verte realizando tus metas , como tantas aventuras y caídas sabes q cuentas conmigo incondicionalmente en este nuevo proyecto.

  8. Andrea que importante labor estas haciendo, eres un orgullo para la familia y se por experiencia propia lo que es ser señalado y juzgado por tener en la familia alguien diferente a los demas, dios le da esas pruebas a los guerreros mas fuertes!! Y esos angeles nos bendicen con su amor incondicional….. un abrazo y sigue con esto q es un gran pasó ANIMO!!!!

  9. Felicidades Andrea; con más personas como tú no sólo nuestro municipio, estado, país sería mejor…. Viviríamos en un mundo MEJOR. Dios te bendiga y ayude tu causa.! Me pongo a tus órdenes.

  10. Yo hoy tuve la oportunidad de leer tu mensaje Andrea y me hizo llorar porque yo soy una persona que de niña no tuve autismo pero la epilepcia que padesia me hacia ser rechazada por las personas que convivian conmigo cada que me daba una crisis la gente me veía como una cosa rara incluso también se llego a decir que estaba enechizada. Yo tuve junto a mi un gran padre que me llevó a tantos lugares hasta que me encontraron el mal. Por varios años tome mucho medicamento pero dia a dia se fueron agravando mis crisis ya las ultimas no eran crisis sino una catalepcia que me mantenia por dias dormida fuera de mi mundo. Fue algo muy triste ese lapso de mi vida y saberte rechazada por todos hace que aveces sientas deseos de no existir. Ahora estoy curada y cuando yo veo un caso como el de tu hermanita me hace sentir todo lo que ustedes han pasado. Yo no se mucho de Autismo pero si yo puedo ayudarte en algo mi apoyo esta contigo. Sigue siempre adelante Andrea con tus metas Dios te premiara y no será muy tarde. Ya lo veras.

    1. Hola Ana Gabi. Me da gusto saber que ahora estás curada. Sin duda eres un gran ejemplo de fortaleza y lucha, digno de admirar.
      Me alegra leerte porque precisamente esa era la intención: lograr que otras personas se identificaran con la causa. Que Dios te bendiga.

  11. Es un reto hermoso en la vida, es un reto divino de una mujer, es un reto de una hermana con la vivencia de toda una vida y por que cada acción es un reto. Te quiero decir que siempre has contado y contaras conmigo para lo que deses, un abrazo y felicidades.

  12. Felicitaciones ! tengo una ahijada autista y se por todo lo que tienen que pasar por la insensibilidad de las personas. Saludos desde Venezuela

    1. Saludos hasta Venezuela. Gracias por leernos. Eres madrina de una hermosa bendición. Nos encantaría permanecer en contacto contigo e invitarte a compartir con nosotros y los seguidores de esta causa, la experiencia con tu ahijada.

  13. simplemente hermoso…digna de admiración..motivador amiga mucho éxito y adelante el amor la base principal..aunque no tengo familiares si conozco a un amigo con una niña y se de la entrega total y llena de muuucho amor que le dedica sin duda son muy especiales.¡que jehova Dios te de a ti y ha tu familia fuerzas,sabiduría para seguir adelante..¡¡

  14. Éxito a tan maravillosa fundación!! Bendiciones y se que será muy prospera!! Si en algo puedo ayudar o colaborar estoy a la orden!! Muy orgullosa de tu Andreita!!

  15. Felicidades Andrea, por tan encomiable labor que has emprendido, soy madre de un autista, Angel Alberto (30 años) y todo lo que describistes lo vivi en carne propia, mi esposo y mis hijos, desde Venezuela te deseo lo mejor y que la fundación sea un exito, lluvia de bendiciones para ti y tu hermana

    1. Gracias Yasmira. Qué gusto llegar a tu país por medio de esta iniciativa. Primeramente felicidades por tu labor como madre de un Autista, un reto tan grande como hermoso y colmado de bendiciones.
      Nos encantaría que participaras con nosotros. Por medio de historias reales queremos hacer consciencia sobre el Autismo y tú puedes ayudar. Si estas dispuesta nos encantaría recibir anécdotas o vivencias sobre el caso de tu hijo que podamos compartir con los demás a fin de acercarnos a nuestro objetivo. Saludos.

  16. Felicitaciones, por tan hermoso ejemplo de superaciòn y tenacidad; bendiciones para tì, tu familia, y esa hermosa fundaciòn; que Dios le continùe properando, un gran abrazo.

  17. Andrea, muchas felicidades por tu iniciativa, al leerte me identifiqué mucho, yo pase lo mismo durante años al ver que mi hermano Carlos era diferente y no entendía el por qué apesar de ser más grande que yo, el no hacía lo mismo que yo y no aprendía igual que yo. Y ni hablar de las burlas y discriminación de gente del pueblo ( que aún sigue). Estoy a tus órdenes y nuevamente felicidades!!

    1. Es lamentable que aún se tenga que pasar por eso. Sembremos conciencia para que eso deje de pasar.
      Muchas gracias.

  18. Prima muchas felicidades la verdad que tener una prima como Christian es una bendición no eh convivido mucho con ella pero es una niña tan linda tan especial la verdad que estoy muy orgullosa de que hagas esta fundación te deceo lo mejor y un abrazo a las dos

  19. felicitaciones Andrea es un bello mensaje que tienes aqui por tu fortaleza e inpetud de superacion, bendiciones para ti y tu bella familia…tengo un nieto con autismo el cual asumi la crianza desde que tenia mes y medio de nacido, su familia materna no lo quiso criar porque sabia su condicion, y lo amo tanto lo considero una bendicion en mi vida son personas especiales unos angeles de Dios. en nuestars vidas

    1. Es lamentable conocer ese tipo de historias Deisy. Ojalá nos puedas compartir más para contribuir a concienciar a familias en situaciones similares. Eso no debe continuar.

  20. Que decir…Andrea todo un ejemplo pocas personas que conozco tienen esa fuerza enérgica , cada palabra escrita tuya me motiva y emociona de verdad que hermosa labor, y tus palabras tan acertadas Benditas las familias que tienen un hermoso@ ángel que irradian tanta dulzura, ternura alegría….gracias a esas madres guerreras que día a día dan el 100 + 1 Dios te bendiga Andréa y mis respetos y felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *