Familia, Autismo y los momentos de crisis

13775777_843975532400526_5179917816756432224_n

 

Recientemente compartimos una minúscula parte de lo que se vive en casa de Cristian en el contexto de una de sus crisis, esos momentos en los que sin motivo aparente ella comienza a entristecerse, para pasar de ese estado de ánimo, al llanto, al enojo con su entorno y su reacción agresiva ante todos, sobretodo con ella misma.

Es su rostro serio, un grito característico, después un movimiento de la cabeza mientras mira su mano para luego darse el primer golpe con el puño cerrado que puede ser en la mandíbula, en las sienes o en la frente… Eso es lo que nos da indicio de que la crisis ha comenzado. No solamente sufre ella, sufrimos todos porque nos duele su dolor, su tristeza y desesperación en un contexto en el que ella no logra utilizar las palabras para comunicarse.

Esta situación característica en ella, puede durar una hora que incluso se ha prolongado uno, dos o tres días, vencida solo en algunas ocasiones por el sueño que parece ser solamente un aliciente para retomar con mayor fuerza a la mañana siguiente.
Probablemente muchos estén pasando por situaciones similares en las que tú y tu familia se sientan vulnerables ante la reacción de alguien con CEA, por eso compartimos ideas que en nuestra experiencia han funcionado y que pueden ser útiles para ti.

¿Cómo reaccionamos en casa ante un lapso de crisis?

1. No te acostumbres a los malos momentos. Si quieres realmente aportar apoyo y soluciones en el entorno del Autismo no debes permitir que el dolor se vuelva cotidiano.
2. Analiza las reacciones características de esos momentos. Este proceso requiere de práctica, cada vez que inicie observa detenidamente los detalles, eso te podrá indicar si el mal momento se debe al dolor, desesperación, necesidades físicas o un berrinche momentáneo. El llanto, los gritos, los golpes y el estado anímico son diferentes en cada uno, la manera en que los hagan comunicará claramente y podrás determinar actuar de manera acertada.
3. Mantén la calma. No te desesperes en un momento así porque puedes perder objetividad y tu capacidad de reacción no será óptima.
4. Que la empatía sea tu mejor herramienta. Las personas con Autismo no están en su mundo, están en el nuestro, por eso aprender a ponerte en su lugar y a identificarte con su sentir te ayudará a entender y reaccionar con soluciones certeras. Muchas veces querrán un calmante y les hará mejor la soledad, sin dejarlos de vigilar, otras en cambio necesitarán de tu compañía, de tus caricias, de tus palabras de aliento aunque aparentemente no te entiendan.
5. Siéntete feliz. Cada momento de crisis en torno al Autismo te dejará un aprendizaje nuevo de reacción y atención que te será útil en próximos episodios que podrás enfrentar de mejor manera y podrán solucionarse más rápido y de manera efectiva. Además, adquirirás sensibilidad y mejorarás tus habilidades para relacionarte con los demás.

4 thoughts on “Familia, Autismo y los momentos de crisis

  1. A mi hijo las crisis no son muy frecuentes pero es que recibe toda nuestra atención, me he dado cuenta que cuando estamos conversando durante mucho tiempo donde el considera que no lo incluimos entra en crisis pero la manejamos bien y se calma relativamente rápido..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *