¿Cómo evitar las crisis y qué hacer para calmarlas?

  • Cuando el niño sufre una crisis hay que dejar que lo consuele la persona más cercana y con la que tiene una mejor relación. Esto va a reconfortarlo, sino el niño puede sentirse acechado.
  • A veces las palabras no ayudan. Abrazar al niño ayudará a que se calme y limitará su movimiento de modo que no pueda herirse. Si lo vas a tocar lo más aconsejable es anticipar el gesto. Debes moverte lentamente y frente a él, para que pueda verte, y así observar su reacción.El niño podría tratar de empujarte y tratar de liberarse al principio, pero después de un tiempo se quedará en tus brazos y se calmará.
  • Aislarlo a una habitación sin gente y sin ruidos. Todo el mundo debe retirarse e intentar crear un ambiente de relajación. Evitar cualquier ruido y sonido ambiental (cerrar puerta, ventana, apagar música, electrodomésticos).
  • Las crisis son parte integral de vivir con un niño autista. Por ello, es importante siempre estar preparado para las crisis futuras. Asegúrate de mantener las herramientas peligrosas lejos de los lugares accesibles para el niño, ya que podría tratar de herirse a sí mismo o a las personas a su alrededor.

Algunos consejos que pueden ayudar para evitarlas son:

 

  • Mantener al niño entretenido con actividades, juegos, paseos…Los periodos de aburrimiento son propicios a las crisis así que cuando sientas que el niño necesita expulsar su energía y cambiarse las ideas hay que ser reactivo para cambiar de ambiente.  Debes fijarte en las señales de irritación y frustración que son indicadores fiables.
  • Evitar o retirar al niño de situaciones que pueden ser estresantes para él, como una habitación con muchas personas y mucho ruido.
  • Hacer ser consciente al niño de sus crisis. Para ello existe un método infalible: la grabación para visionar más tarde de forma tranquila y serena.» Una imagen vale más que mil palabras»
  • Utilizar la comunicación y la disciplina positiva con tu hijo. Aquí puedes descargarte nuestra infografía de frases alternativas positivas para el día a día.
  • Autorregulación: Ayuda a tu hijo a saber identificar los signos de crisis y aprender a autorregularse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *